fbpx

¿Por qué necesito saber el valor de mi casa?

La razón más simple para conocer el valor de un inmueble es que deseas venderlo, comprarlo o rentarlo, pero ahí no termina nuestro tema.

Pongámonos en los zapatos del vendedor: estás tratando de colocar tu propiedad en el mercado, en este ejemplo usaremos una casa. ¿Qué pasa si el precio que le asignas es mayor?

Tu inmueble no podrá competir con los otros. Sin importar lo bonito de la fachada, lo bien conservada que se encuentre o qué tan buena sea su ubicación, el sobreprecio hará que otras opciones sean mucho más atractivas para los compradores.

Al aplazarse la venta, tendrías dos opciones: primera, mantener el precio y seguir invirtiendo en publicidad y otros medios para venderla; o bien disminuir una y otra vez la cantidad hasta que alguien la adquiera. Sin embargo, esto último podría implicar el riesgo de una “mala reputación”, ya que cuando un precio se ve a la baja en diversas ocasiones, el público suele tomarlo como un producto poco confiable.

En cuanto a un precio menor al valor real, la desventaja es clara: nadie vende para perder. Asimismo, quizá sea tentadora para los ofertantes; pero también podría levantar la sospecha de un posible fraude si comparan la cantidad con la de inmuebles similares.

Es un efecto muy común en los consumidores: cuando encontramos un producto cuyo precio está por debajo de su valor en el mercado, lo relacionamos a un desperfecto que más tarde tendremos que arreglar por nuestra cuenta, cumpliendo el viejo refrán “lo barato sale caro”.

¿Y qué hay del comprador? Si la vivienda cuenta con un sobreprecio, la persona deberá pagar más por adquirirla, quizá alargando innecesariamente el plazo del crédito.

Otras razones para conocer el valor de mi vivienda

Otros ejemplos de por qué debemos conocer el valor de un inmueble tiene que ver con los créditos o préstamos en bancos, constructoras u otras entidades. Se trata de la garantía hipotecaria: estos promotores y entidades no pueden arriesgar recursos, por lo que necesitan una base sólida antes de otorgarlos.

Al igual tenemos el caso de las aseguradoras, ¿cómo podrías estar enterado de lo que estás protegiendo si no conoces su valor real? No sería rentable para ti que la cifra fuera menor.

Incluso podemos hablar sobre el determinado caso de formar una sociedad o un colectivo, donde pueden tomarse en cuenta los patrimonios inmobiliarios de los Fondos con distinta procedencia.

¿Qué necesito para conocer el valor de mi propiedad?

La respuesta es clara: un avalúo. Con él nos aseguramos de conocer el valor comercial de nuestra propiedad, ya sean bienes inmuebles (casas, departamentos) o incluso artículos como maquinaria y vehículos.

Para obtener un avalúo de forma rápida y confiable, nos tienes a nosotros.

Avalúos DIB

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

También te puede interesar